La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

1. USO DEL KIT CONTROL PH-CLORO.

2. ACONDICIONADOR DE PH.

3. COMO REGULAR EL PH DEL AGUA DE LA PISCINA.

4. FLOCULANTES.

5. COMO RESOLVER LA FALTA DE TRANSPARENCIA DEL AGUA DE LA PISCINA.

 

 

1. USO DEL KIT DE CONTROL PH-CLORO

 Con el uso del kit controlaremos los dos parámetros fundamentales para el correcto estado del agua de su piscina; es decir, el ph y el cloro libre.

El ph deberá estar siempre comprendido entre 7,2 y 7,6 y el cloro libre entre 0,6 y 1,2 ppm.

Con este kit se procederá a realizar una serie de medidas periódicas del agua de su piscina. Estas medidas serán más frecuentes los primeros días para controlar las necesidades de cloro en función de temperatura y número de bañistas en determinadas horas del día.

Las medidas con el kit consisten en sumergir el mismo en un punto medio de la piscina a la altura del codo para tomar la muestra de agua. A continuación se añadirán los siguientes reactivos:

  • REACTIVO DPD 1 comparación de color con la escala DPD. Obtenemos la medida de cloro libre.
  • REACTIVO ROJO FENOL comparación de color con la escala PH. Obtenemos la medida del ph del agua.
  • REACTIVO DPD 3 a adicionar en la misma cubeta donde añadimos el DPD 1 sin tirar el agua de la lectura anterior de cloro libre. Obtenemos la medida del cloro total.

Para obtener el valor de cloro combinado que es el que nos interesa haremos la siguiente resta: cloro combinado=cloro total-cloro libre.

 

2. ACONDICIONADORES DE PH

El pH indica la acidez o alcalinidad en el agua de la piscina.Es un factor muy importante, a tener en cuenta, para que el agua de la piscina sea azulada, cristalina y desinfectada, ya que influye en la estabilidad y actividad bactericida de la cloración y también en la turbidez del agua.

El pH está comprendido en una escala que va de 1 (ácido) a 14 (alcalino), siendo 7 el valor neutro. El ideal de una piscina tiene que estar comprendido entre 7,2 y 7,6.

A pH menores de 7,2 se pueden observar los diferentes efectos:

  • Poca estabilidad de los componentes clorados en disolución.
  • Irritación de los ojos y de la piel.
  • Corrosión en los sistemas de filtración y recirculación.
  • Coloración del vaso de la piscina por los iones metálicos.
  • Mayor agresión a las juntas de los azulejos.
  • Menor efecto de los floculantes para eliminar la turbidez.

A pH mayores de 7,6 se pueden observar:

  • Baja eficacia de los compuestos clorados.
  • Turbidez en el agua de la piscina y falta de eficacia de los floculantes.
  • Formación de incrustaciones con aguas duras.
  • Reducción de la velocidad de filtración.
  • Ligero olor a cloro.
  • Por lo cual para tener un agua de agradable aspecto y que sea sugestiva al bañista, es necesario que el pH del agua de la piscina esté comprendido entre 7,2 y 7,6.

Para mantener estos pH, en muchos casos es necesario la aplicación de acondicionadores de pH, dependiendo si el pH del agua está por debajo de 7,2 o por encima de 7,6.

 

 

3. COMO REGULAR EL PH DEL AGUA DE LA PISCINA.

Indicamos dos formas para regular el pH.

PARA PH SUPERIOR A 7,6:

Con DIAMINUS PH: Añadir 1 litro de DIAMINUS PH disuelto en 5 litros de agua por cada 100 m3, manteniendo en marcha la bomba de circulación. Procurar no adicionar a la piscina más de esta cantidad de ácido.

Dejar transcurrir 4 horas y determinar nuevamente el pH del agua. Si todavía resulta superior a 7,6 repetir la operación y así sucesivamente hasta dejar el pH en la zona 7,2 a 7,6. Debe trabajarse con cuidado ya que el producto DIAMINUS PH esta basado en un compuesto de un ácido fuerte y en contacto con la piel puede producir quemaduras de gravedad.

Disolver previamente el producto en agua y distribuirlo por toda la piscina.

PARA PH INFERIOR A 7,2:

Con DIAMAS PH: Añadiendo 0,3 kg del producto bien disuelto manteniendo en marcha la bomba de circulación por 100 metros cúbicos de agua y décima de pH a aumentar.

Transcurridas 4 horas, determinar nuevamente el pH del agua. Si todavía resulta inferior a 7,2, repetir la operación sucesivamente hasta dejarlo en la zona 7,2 a 7,6.

NOTA: LA ADICIÓN DE ESTOS PRODUCTOS, SI NO ES POSIBLE HACERLA EN CONTINUO, DEBERÁ HACERSE A ÚLTIMA HORA DE LA TARDE Y CUANDO NO HAYA BAÑISTAS PRESENTES.

 

4. FLOCULANTES

Para cumplir con las normas sobre transparencia que nos marca la legislación, es necesario que el agua tenga una transparencia total. En muchos momentos, se encuentran partículas microscópicas (aguas turbias) en suspensión, que al filtrar no son retenidas y vuelven otra vez al agua de la piscina, dando un aspecto poco agradable, turbio y con falta de transparencia.

Para que esto no ocurra, es necesario el empleo de floculantes, para formar partículas esponjosas de mayor diámetro, que se unen a las partículas microscópicas, aumentando de tamaño y peso, precipitando en el fondo o siendo retenidas en el filtro. Otras veces, estos floculantes, añadidos directamente en el filtro, forman una precapa, reteniendo en ésta las partículas microscópicas.

Estos floculantes suelen ser de naturaleza orgánica o inorgánica.

Actualmente se han empezado a usar otros tipos de floculantes de naturaleza orgánica e inorgánica que no varían el pH del agua, son líquidos de fácil aplicación y dosificación y llevan incorporados coadyuvantes del flóculo.

 

5. COMO RESOLVER LA FALTA DE TRANSPARENCIA DEL AGUA DE LA PISCINA.

En función de la causa de la turbidez del agua, adoptaremos las siguientes soluciones:

CAUSA A – Agua turbia por pH muy bajo o muy alto: La lectura del test-kit es menor de 7,2 o mayor de 7,6.

SOLUCION A. Ajuste de pH a los límites de 7,2 a 7,6. aditivando DIAMINUS PH o DIAMAS PH según corresponda.

CAUSA B – Agua turbia por elevada dureza del agua. Ello depende de la zona de donde se toma el agua para la piscina. Agua turbia como consecuencia de un tratamiento antialgas o tormentas, etc.

SOLUCION B. Ajuste de pH a los límites de 7,2 a 7,6. Añadir DIAFLOC directamente sobre el agua de la piscina, haciendo una dilución previa. Las dosis estarán comprendidas entre 125 c.c.y 750 c.c. por cada 50 m3 de agua, dependiendo de la turbiedad y utilización de la piscina.

NOTA: LA ADICIÓN DE ESTOS PRODUCTOS, SI NO ES POSIBLE HACERLA EN CONTINUO, DEBERÁ HACERSE A ULTIMA HORA DE LA TARDE Y CUANDO NO HAYA BAÑISTAS PRESENTES.

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?