La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

MANTENIMIENTO DE PISCINAS

 

En Hidemursa seguimos avanzando limpiamente, y ofrecemos unos consejos para el mantenimiento de piscinas, que lograrán la mejor calidad y durabilidad de tu agua, durante toda la temporada estival, o todo el año.

 

  1. Ajustar el pH: El primer paso para conseguir un agua limpia, clara y que respete la piel de los bañistas, consiste en regular el pH de la misma. El valor correcto debe estar siempre situadoentre el 7,2 y el 7,6. Este primer paso es primordial para garantizar un resultado adecuado en nuestro mantenimiento de piscinas y en la calidad del agua de estas, pues si el pH del agua no está regulado, siendo éste demasiado alto o bajo, las personas podrían sufrir irritaciones en la piel y los ojos, y el agua estaría turbia. 

 

  1. Desinfectando el agua: Otro paso realmente importante en el mantenimiento de piscinas es la desinfección del agua, pues son un medio de vida ideal para muchos microorganismos. Esimportante mantener el residual de cloro libre entre 0.5-1.0 ppm (partes por millón) para que esté desinfectada y tenga poder desinfectante. Evitaremos así tanto que el agua se enturbie como la aparición de algas.

 

 

Existen varios métodos para mantener el proceso de desinfección durante toda la época de baño, o todo el año; las pastillas de cloro, la electrolisis salina o el oxígeno activo.

 

En el supuesto de encontrarnos con algún problema de agua turbia o aparición de algas, recomendamos realizar inmediatamente, y antes de que el problema vaya a más, un tratamiento de choque con dicloro granulado (ideal para cloración de choque) y añadirfloculante líquido (sustancia química, por lo general orgánica, que aglutina sólidos en suspensión una vez efectuada su coagulación, provocando su precipitación hacia el fondo), con el fin de recuperar el buen estado del agua.

Posteriormente a la aplicación de estos productos, procederíamos a realizar un filtrado durante unas horas, cepillaríamos las paredes y el suelo de nuestra piscina, y esperaríamos de 12 a 24 horas a que todas las impurezas coagulen y vayan al fondo, desde donde las retiraríamos con la ayuda de un limpiafondos.

 

IMPORTANTE:

Cuando se añadan productos químicos al agua siempre debe realizarse en ausencia de bañistas.

 

Prevención de algas: Evitaremos su aparición, favorecida por las radiaciones solares y el calor, utilizando algún algicida de forma regular. Éste se aplicará siempre acompañado de un desinfectante, consiguiendo así una sinergia entre ambos y aumentando la eficacia del anti-algas.

 

 

Cuidando nuestros filtros: El buen cuidado del filtro de la piscina conseguirá que los tratamientos químicos que apliquemos sean mucho más eficaces, aumentando la calidad del agua, y rebajando el consumo de productos. Un correcto mantenimiento de estos incluiría su limpieza y desinfección, mínimo una vez al año, antes del inicio de la temporada de baño, y proceder a su cambio aproximadamente cada 5 años.

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?