La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

En Hidemursa puede encontrar su contenedor para basura en todos los tamaños, de 60 litros, 80, 120, 240, 360, 400, 800…

Comercializamos también contenedores con rueda, tapa y pedal, aptos para el reciclaje, pues aunque mantienen el cuerpo de color gris, las tapas son negras, verdes, azules, rojas o amarillas, a elegir. La capacidad de estos contenedores varía de 60, 80 o 120 litros, dependiendo de las necesidades y del espacio del que dispongamos.

 

 

Disponemos también de bolsas para dichos contenedores, clasificadas por código de colores: azul, verde, roja, amarilla, negra, gris, blanca.

Así de una forma u otra, algo tan importante para el medio ambiente como separar nuestros residuos, se convierte en una tarea sencilla.

La importancia de este gesto implica grandes mejorías, porque le damos una segunda vida a nuestra basura, lo que disminuye notablemente el volumen de residuos en los vertederos, y porque reducimos la extracción de materias primas, haciendo posible la re-utilización de materiales como el plástico, el vidrio, el papel o los metales.

A veces pensamos que nuestra labor no es suficiente, cuando sin embargo es totalmente imprescindible. Ahora bien, ¿cómo reciclo y separo mis residuos?, ¿qué va en cada contenedor?.

En las calles podemos encontrar contenedores de, al menos, cuatro colores:

  • Contenedor amarillo para envases ligeros.
  • Contenedor azul para papel y cartón.
  • Contenedor verde para el vidrio.
  • Contenedor gris o verde oscuro para el resto de residuos.

 

¿QUÉ ECHAMOS AL CONTENEDOR AMARILLO?

Básicamente este contenedor se utiliza para depositar todo tipo de envases, ya sean de metal (latas de conservas, bebidas…), de plástico (botellas, bandejas de corcho, hueveras, bricks, bolsas, platos y vasos desechables…), aerosoles vacíos, cajas de cartón, etc.

Siempre resulta recomendable vaciar el contenido que pueda quedar dentro de los envases de los que vayamos a desprendernos. También es interesante que estén lo más limpios posibles, evitando así malos olores, y facilitando el trabajo de quien vaya a retirar los residuos. Si plegamos los envases conseguiremos además ahorrar espacio.

 

¿QUÉ ECHAMOS AL CONTENEDOR AZUL?

En este contenedor debemos deshacernos de los residuos de papel en general, cajas de cartón, periódicos, revistas, bolsas de papel, carpetas, cartón y cartulina

El papel adhesivo, plastificado, metalizado, de cocina, térmico, de aluminio, celofán, pañales, servilletas, fotografías NO debe depositarse en estos contenedores.

Se recomienda plegar el papel y el cartón todo lo que podamos, ahorrando espacio en el contenedor, así como, si fuera posible, retirar las grapas, o materiales plásticos.

 

¿QUÉ ECHAMOS AL CONTENEDOR VERDE?

Botellas de vidrio, botes de conservas, recipientes de vidrio en general.

Debemos evitar incluir en este contenedor específico para vidrio el depósito de cristales de ventanas, espejos, lunas de automóviles, porcelana o cerámica,  tubos fluorescentes, o vasos de cristal.

Es conveniente, dado lo peligroso del material, no dejar nada fuera del contenedor. Intentaremos que el vidrio no porte sus tapones o tapas (que deberemos echar al contenedor amarillo) y en la medida de lo posible, que estén limpios para facilitar el trabajo posterior.

 

¿QUÉ ECHAMOS AL CONTENEDOR GRIS O VERDE OSCURO?

El contenedor de basura en masa suele ser gris o verde oscuro, y es el contenedor de todo lo que no sea reciclable. La idea es que este contenedor cada vez reciba menos residuos, y desde luego que todo aquel deshecho que pueda incluirse en otro contenedor, no sea depositado en éste.

 

Disponemos de los precios más competitivos en lo concerniente a reciclaje en tanto en contenedores como en bolsas. Pregunte precios sin compromiso.

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?